Los beneficios de pasear por la playa

Los beneficios de pasear por la playa

Caminar siempre reporta beneficios a nuestro cuerpo porque estimula el flujo sanguíneo lo que beneficia al corazón y a las piernas. Ahora bien, hay pocos lugares tan saludables para hacerlo como la playa y su arena. Los efectos cardiovasculares de caminar se multiplican cuando lo haces sobre la arena o dentro del agua.

Necesitarás:
Pasos a seguir:
1

Gastas más calorías y tonificas la musculatura. Andar por la arena requiere un esfuerzo mayor que sobre el asfalto. Si se hace regularmente se nota su efecto en los tobillos y las pantorrillas y se controla más el sobrepeso.

2

Estimulas mejor tu circulación y previenes las varices. Esto es debido al efecto del movimiento de las olas sobre las piernas y también al del yodo y el sodio del agua que previenen del envejacimiento.

3

Reduces el riesgo de sufrir osteoporosis. Caminar en general, aumenta la densidad ósea. Y ese efecto se multiplica en la playa donde, por un lado, se necesita más esfuerzo para andar y, por otro la exposición al sol yuda al organismo a sintetizar más vitamina D, esencial para que el calcio se fije en nuestros huesos.

4

Pasear por la playa es beneficioso para la mente. Logicamente no tiene el mismo efecto "tranquilizador" caminar por el centro de la ciudad que hacerlo por el mar como "compañero". Pero es que por otro lado si se anda descalzo sobre la arena, sus gránulos masajean los cientos de terminaciones nerviosas de los pies provocando bienestar. Esas terminaciones nerviosas se relacionan con funciones vitales básicas que, según los expertos, mejoran también con el masaje.

5

Pero sin olvidarnos nunca de proteger la piel con una buena crema solar. Y evitar los golpes de calor tomando mucho líquido antes, durante y después de pasear por la playa.

Si deseas leer más artículos parecidos a Los beneficios de pasear por la playa, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Viajes.