Cómo planear un viaje a Mallorca

Cómo planear un viaje a Mallorca

La isla de Mallorca es un lugar ideal en España para disfrutar de unas vacaciones de verano inolvidables junto a familiares y amigos. Junto a las islas Menorca, Formentera, Ibiza y Cabrera, Mallorca forma parte del archipiélago balear en el Mar Mediterráneo. Sus paisajes de montaña y costa rodeados por tranquilas aguas cristalinas en contraste con la hermosura de sus pueblos y su agradable clima, la han convertido en uno de los destinos turísticos más importantes del país.

¿Está la principal isla Balear en tu lista de lugares a visitar? Descubre en unCOMO cómo planear un viaje a Mallorca y disfruta al máximo de la experiencia.

Cómo viajar a Palma de Mallorca y dónde alojarse

Lo primero para planear un viaje a Mallorca es tener en dónde pasar la estancia y cómo llegar a la isla. Toma nota de estos consejos:

Dónde alojarse en Mallorca

¿Dónde alojarse? En Mallorca hay infinidad de opciones, tienes a tu disposición una amplia oferta de sitios en los que hospedarte, desde hoteles de lujo en primera línea de mar, apartamentos y hostales más modestos hasta casas rurales o refugios de montaña en plena naturaleza.

Si lo que quieres es estar tranquilo y disfrutar de la gente y las costumbres locales, es preferible alojarse en hostales, casas rurales, refugios de montaña o albergues en pueblos encantadores como Pollença o Sa Pobla situados al norte de la isla.

En cambio, en el sur encontrarás un ambiente más animado y turístico, sobre todo, en las zonas de Andratx, S'Arenal y Magaluf. En este último caso, no dudes en buscar las mejores ofertas de hoteles de 4 y 5 estrellas en Mallorca reservándolas con bastante tiempo de antelación, pues si esperas a estar muy cerca o en plena temporada alta puede ser más complicado encontrar buenas ofertas. Por supuesto, si no pretendes visitar la isla en temporada alta, entonces puedes apurar más el tiempo de las reservas.

Si te interesan más los alojamientos como los hoteles de 4 y 5 estrellas que los hostales o albergues, entonces te aconsejamos consultar Iberostar.com.

Cómo viajar a Palma de Mallorca y desplazarse

Mallorca está perfectamente comunicada con la Península y la mayoría de capitales de Europa y, aunque se puede ir con barco, la forma más cómoda para llegar a la isla es viajar en avión. En los meses de verano, la oferta de vuelos a Mallorca se multiplica por lo que es aconsejable reservar el viaje con antelación para aprovechar los precios más económicos. Su aeropuerto Son Sant Joan está situado a unos 8 km del centro de la ciudad de Palma de Mallorca, para desplazarte hasta allí puedes coger un autobús en la parada situada frente al aparcamiento de llegadas del aeropuerto, el recorrido te llevará unos 30 minutos aproximadamente. Otra opción es alquilar un coche o una motocicleta en los mostradores que encontrarás dentro de la terminal, sin duda es lo mejor para trasladarte y llegar a cualquier punto de la isla durante los días del viaje.

Cómo llevar tu coche a Mallorca

Si prefieres llevar tu propio vehículo, ya sea coche o moto, para moverte por la isla, deberás viajar en barco. En la Península, las principales conexiones con el puerto de Palma de Mallorca son las ciudades de Barcelona, Denia y Valencia. Eso sí, el viaje es mucho más largo y cansado, unas 8 horas aproximadamente.

De todas maneras, tienes la posibilidad de llegar en Fast-Ferry, el trayecto en estos barcos de alta velocidad suele durar entre 3 y 5 horas pero, lógicamente, los precios son más elevados. También hay disponibles líneas marítimas para desplazarse y visitar otras islas Baleares como Menorca o Ibiza, un buen plan para tener en cuenta en tus vacaciones.

Consejos para planear un viaje a Mallorca

Para terminar te damos una serie de consejos para que sepas cómo planear un viaje a Mallorca y que sea todo un éxito. Sigue estas recomendaciones y disfruta al máximo de tus vacaciones.

Cuánto tiempo se necesita para visitar Mallorca

Pueblos de gran interés histórico y cultural, museos, iglesias, playas, montañas, deportes acuáticos, aventura, fiesta nocturna, etc. Si deseas visitar la isla en su totalidad y disfrutar al máximo del viaje, te aconsejamos reservar una semana completa de tu calendario personal, más o menos es el tiempo que necesitarás para descubrir los rincones más emblemáticos del lugar y hacer actividades varias.

Playas y calas de Mallorca

Las playas y calas de Mallorca es algo que no puedes dejar de visitar en tus vacaciones. Arenales interminables, pequeñas calas, playas vírgenes, con acantilados, rocosas... hay para todos los gustos. Todas ellas con su fina arena dorada y aguas turquesas son espectaculares para relajarse y aprovechar los días soleados. En la zona del levante, encontrarás las playas más singulares de la isla, un recorrido de pequeñas calas paradisíacas rodeadas de magníficos paisajes naturales como Cala Gat, Cala Rotja, Cala Millor o Cala Bona.

Visitas culturales

Además de aprovechar los días para disfrutar de las playas, planea algunas visitas culturales que no debes perderte como conocer la Catedral de Palma de Mallorca o las Cuevas del Drach. Ambos emplazamientos se han convertido en los principales atractivos turísticos de la isla. En las Cuevas del Drach es recomendable llevar calzado cerrado y cómodo porque algunas zonas del suelo pueden estar húmedas.

Otra de las excursiones obligadas para el turista es el trayecto en el histórico tranvía que va diariamente desde Palma hasta el pueblo de Sóller en el norte. Un viaje que nos traslada al pasado, sus asientos de madera y su estructura perfectamente conservada hacen que el pasajero disfrute de una experiencia única. Del recorrido destacan los largos túneles, el viaducto Cinc-Ponts y el Mirador des Pujol d' en Banya que ofrece unas vistas espectaculares de la Serra de Tramuntana y el Valle de Sóller.

Salir de fiesta en Mallorca

Disfruta de la noche mallorquina en algunos de los sitios de diversión nocturna más conocidos de la isla. Hay una gran variedad de bares, pubs y discotecas abiertos todos los días del año para acoger a los más fiesteros. Te recomendamos dos de las mejores rutas para tomar unas copas y pasarlo bien:

  • El barrio de La Lonja es una zona muy concurrida en la noche, abundan los restaurantes de cocina mallorquina e internacional y una gran oferta de bares y pubs que permanecen abiertos hasta las dos de la madrugada.
  • La zona más animada de la isla es el Paseo Marítimo, allí se encuentran las grandes discotecas para bailar hasta el amanecer como "Tito's" o "Abraxas", las salas más conocidas.

Comida típica mallorquina

La gastronomía mallorquina se basa en la dieta mediterránea y hay algunos platos típicos de allí que no te dejarán indiferente. No obstante, el producto típico que más identifica a Mallorca es la ensaimada mallorquina, un dulce exquisito que puedes tomar sola o rellena de cabello de ángel, crema y nata. Si quieres comprar un recuerdo del viaje para familiares y amigos, sin duda, la mejor idea es llevarles una rica ensaimada como obsequio. Haz tu encargo en las pastelerías tradicionales de la isla para saborear las auténticas ensaimadas, evita comprarlas en tiendas del aeropuerto y el puerto marítimo. Además, otro producto que todo el mundo se lleva de recuerdo es la sobrasada mallorquina, tanto la picante como la normal. Podrás encontrarla en supermercados, tiendas y mercados sin problemas.

Mallorca es una isla que merece ser visitada, tiene todo lo que necesitas para protagonizar unas vacaciones perfectas. Estudia tu presupuesto y baraja las distintas opciones, es mejor acudir en verano, concretamente en los meses de junio y septiembre para disfrutar del buen clima y evitar, al mismo tiempo, los elevados precios de temporada alta (julio y agosto).

Si quieres conocer más acerca de este destino turístico y saber exactamente qué conocer, consulta nuestro artículo Qué visitar en Mallorca.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo planear un viaje a Mallorca, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Viajes.