Cómo organizar un viaje a Roma

Cómo organizar un viaje a Roma

Caminar por la Vía del Corso y tropezarte de frente con la Piazza Spagna, comerte una pizza en Trastevere, contemplar el Tíber iluminado con la luz de la luna y disfrutar del mejor helado de chocolate en frente de la Fontana Di Trevi son algunas de las maravillas que podrás vivir en Roma. Sin embargo, la Ciudad Eterna es de esos destinos que por más que visites todos los años siempre tiene algo nuevo para sorprenderte, así que no importa si esta es tu primera o quinta vez en Roma, lo verdaderamente importante es saber cómo organizar un viaje en Roma. ¡Te lo mostramos con detalle en este artículo de unComo!

Pasos a seguir:
1

Son muchas las atracciones históricas, arquitectónicas, religiosas y gastronómicas que ofrece la capital italiana, por lo que es recomendable hacer un itinerario no menor a dos días que cubra todos los lugares que deseas visitar. Este viaje, más que una inversión placentera es una inversión cultural que te permitirá conocer y vivir a fondo el ajetreado ritmo de vida romano y la jocosa idiosincrasia del italiano.

2

Lo primero para organizar un viaje a Roma es decidir la cantidad de días que estarás visitando esta enorme ciudad. Toma en cuenta que son muchas las atracciones que ver en Roma, por lo que es posible que si viajas dos días no te alcance para conocerla a fondo y para experimentar esa atmósfera italiana que impregna a la ciudad.

Lo recomendable es visitar Roma durante cuatro días para que puedas moverte con tranquilidad por la ciudad, que es bastante grande, y entrar a las distintas atracciones. Toma en cuenta que si deseas aprovechar y visitar El Vaticano, perderás un día, no por distancia, sino porque la Basílica de San Pedro y Los Museos del Vaticano son muy concurridos y un paseo muy largo, con colas y muchos turistas.

3

Una vez que hayas decidido los días de estadía deberás enfocarte en lo más difícil de organizar un viaje a Roma: el presupuesto. La capital italiana no es precisamente una de las ciudades más económicas de Europa y además, al igual que París, Londres y Nueva York, es un destino tan emblemático que su temporada alta dura los 365 día del año, lo cual hace que el hospedaje y la comida sean costosos.

Si tienes poco presupuesto, es recomendable que evites hospedarte cerca de lugares emblemáticos como la Fontana Di Trevi o el Coliseo Romano, pues aunque se trata de una ubicación privilegiada para moverte en la ciudad, los precios por noche pueden ser más costosos. Puedes contemplar la opción de hospedarte en algún hostal o en un hotel tres estrellas fuera del centro de la ciudad. Otro dato importante para tu presupuesto es que sepas que incluso un menú de comida sencillo en Roma puede llegar a costar 18 euros.

4

¿Presupuesto listo? ¡Vamos a conocer Roma! Haz una lista de todos las atracciones que deseas visitar y distribúyelas por día según su ubicación. Lo ideal es que agrupes en un día aquellos lugares que están cerca de otros para que te rinda el tiempo. En Roma hay muchos, muchísimos, city tours que te llevan a recorrer la ciudad en Bus, lo malo es que muchos de estos no cuentan con una guía histórica completa sobre cada tracción.

Por esta razón, te recomendamos que te aventures en un free tour. Son muchas las empresas que ofrecen tours gratuitos por la ciudad en compañía de un guía muy estudiado sobre la historia romana que, además de mostrarte los lugares más emblemáticos de la ciudad, te contará la importancia y origen de los mismos: ¡Sin desperdicios! Al final del tour, el guía te dirá que colabores económicamente con lo que puedas aportar.

También puedes llamar al hotel que has elegido para hospedarte y preguntar si ofrecen guías o excursiones organizadas por ellos mismos. Esto puede facilitarte el transporte a los sitios turísticos y puede ser mucho más cómodo para quienes no están en condiciones de caminar tanto por la ciudad. Aquí te dejamos nuestra lista de los monumentos más importantes de Roma.

5

Roma es una ciudad muy grande y tiene muchos lugares que visitar, así que para organizar un viaje a Roma te recomendamos revisar en Internet el horario y días de apertura de las atracciones que quieres conocer. Muchos museos ofrecen entrada gratis algunos días de la semana, puedes consultar cuáles son para ver si coinciden con tu estadía y ahorrar un poco de dinero.

6

Si tienes pensado hacer turismo religioso, entonces tenemos una súper recomendación para organizar un viaje a Roma: compra los tickets preferenciales para entrar a Los Museos del Vaticano. Son costosos, sí, pero esto te permitirá ahorrarte al menos tres horas de cola y aprovechar mejor tu día. Estos tickets incluyen una audio guía súper completa en todos los idiomas sobre cada rincón de los museos, la Capilla Sixtina y la Basílica de San Pedro, lugar donde termina el paseo. Si quieres asistir a una misa oficiada por el Papa, debes saber que esta ocurre los domingos, si quieres asistir a una audiencia hay que anotarse en una lista por Internet con casi un año de antelación.

También te sugerimos NO hacer en un solo día la ruta de los templos, pues estas emblemáticas iglesias no están ubicadas unas cerca de las otras, lo cual te llevará a perder tiempo y un día completo.

7

Infórmate bien sobre el transporte público en Roma. Por lo general, es bastante sencillo moverse en metro y en autobús, pues los taxis son muy costosos en la Ciudad Eterna. Al llegar a tu hotel, pide que te faciliten un mapa del metro y de la ciudad para que puedas ubicarte. De igual modo, es mejor que imprimas uno desde Google para que llegues orientado.

No olvides antes de viajar que debes buscar cómo llegar desde el Aeropuerto de Fiumicino o la Estación Termini hasta tu hotel. Es importante que averigües esta ruta para que evites perderte al llegar o tomar un taxi muy costoso hasta tu albergue.

8

No podemos dejar de recomendarte disfrutes mucho de la gastronomía de esta ciudad, hay quienes dicen que en Roma se come mal, pero te aseguramos que si te alejas de los restaurantes turísticos encontrarás el verdadero sabor de la comida italiana. El Trastevere es uno de los mejores lugares de Roma para comer, lleno de muchos restaurantes de comida autóctona y la zona más frecuentada por los romanos para disfrutar de una deliciosa pasta en compañía de un auténtico vino italiano, su atmósfera y su arquitectura te cautivarán. En Roma no dejes de tomar café, comer helado, probar los sándwiches de mortadela, pedir un calzone, probar distintos vinos y refrescarte con una cerveza italiana.

9

¡Cuidado en Roma al cruzar las calles y avenidas! Si alguna vez has visto cine italiano y te ha parecido que es una exageración lo que muestran sobre cómo conducen los romanos, pues es ahora de que sepas que no es ficción, ni realismo mágico, es realidad pura. Atento al cruzar cualquier calle o avenida y, preferiblemente, cruza al mismo tiempo que los italianos, ellos conocen muy bien las "reglas del peatón" de su ciudad y te abrirán el paso para que tú también puedas cruzar. Aunque suena caótico, es una experiencia súper divertida.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo organizar un viaje a Roma, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Viajes.