Poemas para la Primavera


Poemas para la Primavera

La Primavera, que significa "primer verdor", es una estación del año muy bonita ya que los árboles empiezan a florecer y en los campos se ven multitud de colores. Esta estación ha inspirado a muchos poetas a escribir sobre ella. Si quieres enseñar a tus hijos o alumnos poemas sobre esta estación, en este artículo de unComo.com te damos algunas ideas. A continuación, te enseñamos algunos poemas para la Primavera.

  • Primavera


    Abril, sin tu asistencia clara,

    fuera invierno de caídos esplendores;

    mas aunque abril no te abra a ti sus flores,

    tú siempre exaltarás la primavera.

     

    Eres la primavera verdadera;

    rosa de los caminos interiores,

    brisa de los secretos corredores,

    lumbre de la recóndita ladera.

     

    ¡Qué paz, cuando en la tarde misteriosa,

    abrazados los dos, sea tu risa

    el surtidor de nuestra sola fuente!

     

    Mi corazón recojerá tu rosa,

    sobre mis ojos se echará tu brisa,

    tu luz se dormirá sobre mi frente...

     

    Juan Ramón Jiménez

  • La Primavera besaba


    La primavera besaba

    suavemente la arboleda,

    y el verde nuevo brotaba

    como una verde humareda.

     

    Las nubes iban pasando

    sobre el campo juvenil...

    Yo vi en las hojas temblando

    las frescas lluvias de abril.

     

    Bajo ese almendro florido,

    todo cargado de flor—recordé—,

    yo he maldecido

    mi juventud sin amor.

     

    Hoy, en mitad de la vida,

    me he parado a meditar...

    ¡Juventud nunca vivida,

    quién te volviera a soñar!

     

    Antonio Machado

  • Doña Primavera


    Doña Primavera

    viste que es primor,

    de blanco,

    tal como limonero en flor.

     

    Lleva por sandalias

    una anchas hojas

    y por caravanas

    unas fucsias rojas.

     

    ¡Salid a encontrarla

    por esos caminos!

    ¡Va loca de soles

    y loca de trinos!

     

    Doña Primavera,

    de aliento fecundo,

    se ríe de todas

    las penas del mundo...

     

    No cree al que le hable

    de las vidas ruines.

    ¿Cómo va a entenderlas

    entre los jazmines?

     

    ¿Cómo va a entenderlas

    junto a las fuentes

    de espejos dorados

    y cantos ardientes?

     

    De la tierra enferma

    en las hondas grietas,

    enciende rosales

    de rojas piruetas.

     

    Pone sus encajes,

    prende sus verduras,

    en la piedra triste

    de las sepulturas...

     

    Doña Primavera

    de manos gloriosas,

    haz que por la vida

    derramemos rosas:

     

    Rosas de alegría,

    rosas de perdón,

    rosas de cariño

    y de abnegación.

     

    Gabriela Mistral

  • Volverán las oscuras golondrinas


    Volverán las oscuras golondrinas

    en tu balcón sus nidos a colgar,

    y otra vez con el ala a sus cristales,

    jugando llamarán;

    pero aquellas que el vuelo refrenaban

    tu hermosura y mi dicha al contemplar;

    aquellas que aprendieron nuestros nombres,

    esas... ¡no volverán!

     

    Volverán las tupidas madreselvas

    de tu jardín las tapias a escalar,

    y otra vez a la tarde, aun mas hermosas,

    sus flores se abrirán;

    pero aquellas cuajadas de rocío,

    cuyas gotas mirábamos temblar

    y caer, como lágrimas del día...

    esas... ¡no volverán!

     

    Volverán del amor en tus oídos

    las palabras ardientes a sonar;

    tu corazón, de su profundo sueño

    tal vez despertará;

    pero mudo y absorto y de rodillas

    como se adora a Dios ante su altar,

    como yo te he querido... desengáñate,

    ¡así no te querrán!

     

    Gustavo Adolfo Becquer

  • La Primavera


    (Tonadilla pastoril)

    Ya alegra la campiña

    la fresca primavera;

    el bosque y la pradera

    renuevan su verdor.

    Con silbo de las ramas

    los árboles vecinos

    acompañan los trinos

    del dulce ruiseñor.

    Este es el tiempo, Silvio,

    el tiempo del amor.

     

    Escucha cual susurra

    el arroyuelo manso;

    al sueño y al descanso

    convida su rumor.

    ¡Qué amena está la orilla!

    ¡Qué clara la corriente!

    ¿Cuándo exhaló el ambiente

    más delicioso olor?

    Este es el tiempo, Silvio,

    el tiempo del amor.

     

    Más bulla y más temprana

    alumbra ya la aurora;

    el sol los campos dora

    con otro resplandor.

    Desnúdanse los montes

    del duro y triste hielo,

    y vístese ya el cielo

    de más vario color.

    Este es el tiempo, Silvio,

    el tiempo del amor.

     

    Las aves se enamoran,

    los peces, los ganados,

    y aun se aman enlazados

    el árbol y la flor.

    Naturaleza toda,

    cobrando nueva vida,

    aplaude la venida

    de mayo bienhechor.

    Este es el tiempo, Silvio,

    el tiempo del amor.

     

    Tomás de Iriarte

  • Poemas de flores


    En unComo también tenemos un artículo con poemas preciosos sobre flores.

  • Poemas para las otras estaciones


  • Si deseas leer más artículos parecidos a poemas para la Primavera, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Escribir como afición.

Comenta, opina, pregunta sobre poemas para la primavera:


                

14 comentarios


01-10-2013 miguel dice:
muy buenos
26-09-2013 joel dice:
Que bonito, solo un poco aburrido.
24-09-2013 zamyll dice:
Me gustó!
20-09-2013 jeennifer dice:
jajaja re buenas las poesias!
16-09-2013 jesenia dice:
que lindo poema
13-09-2013 nicol tania dice:
es muy bueno solo que LES FALTA UN POCO MAS DE sabor al tema
12-09-2013 olinda dice:
es muy lindo
22-08-2013 Cristina Álvarez dice:
Muchas gracias, Yessenia!
22-08-2013 Cristina Álvarez dice:
Muchas gracias, Rita!
22-08-2013 RITA dice:
SON GENIALES
Vídeos destacados
Galletas Consejos para la belleza - Herbolariomarga Análisis de oraciones Fútbol sala: trucos, táctica, movimientos, etc.